fbpx

¿Cómo debes hacer en la declaración de la renta con las criptomonedas en España?

Por Pablo Fernández

Como si tuviéramos poco con la amenazante cuarta ola de la pandemia del coronavirus, las tasas de paro que no paran de crecer y el sector turístico ahogándose frente a medidas económicas de auxilio que nunca llegan, llegó la declaración de la renta.

Y para sorpresa de muchos, y para alegría de Hacienda, debes incluir en tu declaración de rentas a las criptomonedas que puedas tener en tu haber. Ahora, ¿debes pagar impuestos sobre tus criptomonedas?

Porque como cantaría Serrat, en estos tiempos, “bien me quieres, bien te quiero, no me toques el dinero”. Pero aunque a nadie le gusta que le toquen su dinero, ya sea fiduciario o digital, hay una verdad que se mantiene desde que el mundo es mundo: “al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”.

Y en este caso, César es Hacienda, y créenos, no está dispuesto a renunciar a su tajada.

Conceptos básicos sobre la declaración de la renta con criptomonedas

declarar criptomonedas

Binance, el mejor Exchange que existe

Binance es el exchange más grande del mundo, uno de los más seguros y el que menor comisión tiene, solo 0,1% por operación, puedes abrir una cuenta haciendo click aquí.

Hoy vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre la declaración de la renta con las criptomonedas. Pero dejemos dos conceptos bien claros:

  • Si no mueves el dinero virtual, desde el punto de vista fiscal estas monedas no tienen ningún valor real hasta que no se convierten en moneda nacional, es decir, euros. Esto significa que si no convierte bitcoins y / o criptomonedas a euros, no tendrá que pagar el impuesto sobre la renta por ellos.
  • Si cambias la criptomoneda por otro activo digital, lo que da lugar a una alteración de tus activos, deberás pagar impuestos, siempre que hayas incrementado tu ganancia de capital. Y esto es así, porque has realizado dos operaciones: la venta de la primera criptomoneda y la adquisición de una nueva moneda digital. Y para conocer la ganancia generada, deberás considerar el valor al que adquiriste la primera criptomoneda y el valor de la misma antes de adquirir la segunda. Esa diferencia generada tributa como plusvalía.

Teniendo en cuenta el entusiasmo que regresa a las criptomonedas en 2021 , Hacienda está tomando un papel más activo para reclamar su parte de esas ganancias. 

No te pierdas ningún consejo para invertir con éxito en criptomonedas. Suscríbete a nuestro canal de Youtube haciendo click aquí.

Ahora que estamos en 2021, debes tener en cuenta estos cambios y estar preparado tanto para cumplir con las mejores prácticas como para adaptarte a los cambios que aún puedan surgir.

En este artículo, primero revisaremos las acciones recientes que Hacienda ha anunciado sobre la declaración de la renta y las monedas virtuales. 

Luego, discutiremos lo que cualquier persona que tenga criptomonedas  necesita saber con respecto a los informes fiscales.

Finalmente, ofrecemos algunos pasos que deberías tomar para  para minimizar algunos errores en tu futura declaración de rentas sobre tus criptomonedas.

Declaración de rentas y criptomonedas: lo que Hacienda espera de ti

En la medida en que las criptomonedas se consideran bienes, se comercializan de acuerdo con las reglas generales de la ley civil y la ley comercial, en particular de acuerdo con las reglas que se aplican al contrato de intercambio. 

En principio, la ley española exige un acuerdo contractual más la entrega del objeto para que la propiedad pase del vendedor al comprador. Por tanto, mucho depende de cómo la ley española caracterizaría a las criptomonedas. 

Si quieres aprender más cosas sobre inversiones en criptomonedas, apúntate a nuestra Newsletter y recibirás consejos a diario sobre inversión en criptomonedas.

Entre otras cosas, aprenderás:

A comprar y vender criptomonedas en el momento adecuado.
A manejar herramientas que te ayudarán a tomar decisiones racionales, no emocionales.
Los patrones predeterminados que siguen los precios de las criptomonedas.

APÚNTATE HACIENDO CLICK AQUÍ.

En ciertos casos, simplemente se puede categorizar como un producto electrónico que es intangible y ciertamente similar a la información almacenada en el hardware de la computadora.

Sin embargo, existe una regulación sobre la tributación de las criptomonedas. Las ganancias de capital obtenidas por la venta de monedas virtuales se graban en un rango del 19% al 23%, según los ingresos. 

Si se compra y vende dentro de los 12 meses, la tasa de impuestos puede variar entre el 24,75% y el 52%. Si las ganancias de capital fueron generadas por una empresa, se aplica una tasa impositiva fija del 25%. Actualmente se asume que la compra y venta de Bitcoins no está sujeta al IVA.

Dicho así parece fácil, pero ya sabemos que el tema de la regulación de las criptomonedas es un tema que navega en las aguas grises, y los gobiernos todavía tratan de incorporar nuevas legislaciones para no perder lo que consideran sus tributos. No lo olvides, César siempre querrá su porción del pastel.

¿Eres titular de una criptomoneda y no sabes qué impuestos tienes que pagar? 

declaración de la renta criptomonedas

Hasta el día de hoy ha existido un vacío regulatorio que ha suscitado muchas dudas en materia tributaria, de hecho en la legislación fiscal española no se menciona cómo declarar bitcoins y otras criptomonedas y no existe una regulación específica.

Sin embargo, la Dirección General de impuestos, se ha pronunciado sobre varias cuestiones que nos parece importante que sepas:

  • Si cambias una criptomoneda por otra, se genera una  ganancia o pérdida. Y eso produce una alteración de tus activos. Por lo tanto, debes incluir esta información en la declaración del IRPF.
  • Y no olvides que el radar de Hacienda funciona, con o sin coronavirus, por lo tanto, si las autoridades fiscales llegaran a sospechar alguna anomalía en tu declaración de la renta con respecto a tus criptomonedas, podría iniciar una investigación. Claro que para esto, deberían notar entradas anómalas de capital en tu cuenta bancaria, y desde allí, tendrán que rastrear tus movimientos criptográficos. 
  • Aunque por ahora puedes estar tranquilo, existe un anteproyecto de Reforma de la Ley de Prevención del Fraude Fiscal, mediante el cual Hacienda podrá obligar a todas las plataformas que operan con activos digitales a informar los datos de los usuarios que realicen transacciones.  Pero, respira, porque esto aún no está aprobado, sin embargo, el dato no es menor, y no debes olvidarlo, pensando en el futuro.
  • Y no olvidemos, que los gobiernos luchan a diestra y siniestra con el blanqueo de capitales, y en este caso, el gobierno de España no es la excepción. Existe también un anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley de Blanqueo de Capitales, que obligará a las plataformas que operan con criptomonedas a registrarse en un registro público, para que informes acerca de transacciones que puedan generarse por blanqueo de capitales.

Por lo tanto, y a ciencia cierta, en el presente y para tu próxima declaración de rentas sobre tus criptomonedas, todo se resume a: los impuestos sobre las operaciones criptográficas dependerá de la actividad comercial que realices con tus activos digitales.

Y estas son las tasas de impuestos e IRPF que debes tener en cuenta:

  • Los primeros 6.000 Euros de Plusvalía tributarán al 19%. 
  • Siguiendo 44.000 Euros al 21%. 
  • Los siguientes 150.000 Euros se gravarán al 23%. 
  • Por encima de 200.000 Euros de plusvalía, la tasa impositiva será del 26%. 

¿Y qué pasa si sufres una pérdida de capital durante tus transacciones?

En ese caso, podrás compensar la pérdida con las ganancias. En caso de que las pérdidas superen las ganancias, las pérdidas no compensadas podrán compensarse en las declaraciones de los cuatro años siguientes, hasta un límite del 25% de las ganancias de cada uno de los años siguientes. 

¿Ganas intereses por mantener tus criptomonedas en alguna plataforma online?

En ese caso, los intereses ganados deberán incluirse en tu declaración de rentas, porque se consideran renta del ahorro, y se gravarán con los mismos tipos impositivos que te mencionamos anteriormente.

Lo mismo ocurrirá si obtienen beneficios al minar criptomonedas, porque no olvides que obtienes una remuneración por validar y procesar transacciones de blockchain.  Por eso, para efectos del IRPF, las ganancias obtenidas de la minería se incluyen en la base imponible general, y están sujetas a la tasa impositiva progresiva correspondiente. 

Para realizar esta actividad se deben cumplir una serie de requisitos formales, tales como:

Si quieres aprender más cosas sobre inversiones en criptomonedas, apúntate a nuestra Newsletter y recibirás consejos a diario sobre inversión en criptomonedas.

Entre otras cosas, aprenderás:

A comprar y vender criptomonedas en el momento adecuado.
A manejar herramientas que te ayudarán a tomar decisiones racionales, no emocionales.
Los patrones predeterminados que siguen los precios de las criptomonedas.

APÚNTATE HACIENDO CLICK AQUÍ.

  • Registro ante las Autoridades Tributarias españolas en el IAE con el Modelo 036 o 037.
  • Alta ante la Seguridad Social española en el RETA.
  • Presentación de los formularios trimestrales de Pago a Cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y su resumen anual.
  • Inscripción en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) y presentación de los correspondientes formularios trimestrales de operaciones intracomunitarias. 
  • Presentación del formulario informativo anual de operaciones con terceros.

declaracion de la renta bitcoin 2021

Criptomonedas e IRPF: cosas para no olvidar

Hacienda trata a la criptomoneda de la misma manera que a cualquier otra inversión que puedas poseer o vender durante un año. 

Por lo tanto, para hacer un paralelismo, si invertiste en acciones por 100 euros en enero y las vendes por 150 euros en diciembre, obtuviste 50 euros en ingresos. Si compraste esas acciones el año anterior, ese ingreso se consideraría una ganancia de capital a largo plazo y se gravará como tal. Las criptomonedas se tratan de la misma manera a efectos fiscales.

La forma en que esto funciona depende de cuánto tiempo hayas tenido las monedas digitales. Si las recibe por bienes o servicios prestados, es fácil: cuenta como ingreso ordinario directo y entra en esa categoría de impuestos. 

Es muy importante que realices un seguimiento de tus inversiones en criptomonedas o las fechas en las que las recibiste, las fechas en las que las vendiste o gastaste, junto con el monto de las transacciones. 

Conclusiones

Si simplemente compras y mantienes tus criptomonedas, no estás sujeto a impuestos sobre ellas. Sólo al venderlas o intercambiarlas, debes declarar ganancias o pérdidas.

Siempre que no vendas ni intercambies por una nueva criptografía, la mera transferencia de la misma criptografía entre tus monederos, no es un evento imponible.

Además, es muy importante que tengas en cuenta los períodos de retención. Si bien todos sabemos que las criptomonedas pueden moverse bastante rápido, las consecuencias fiscales entre la retención de 365 días y 364 días son significativas. 

Para el IRPF, el día posterior a la adquisición de un activo o propiedad, en este caso tus criptomonedas, es el primer día. Esa fecha calendario en el año siguiente marca la diferencia entre corto y largo plazo según la agencia. Ten en cuenta las fechas al documentar tus tenencias y preparar tus impuestos.

Y no olvides las pérdidas, porque al igual que con cualquier otra inversión, las criptomonedas suben y bajan de valor, y Hacienda lo reconoce. Por lo tanto, las pérdidas asumidas en las criptomonedas se pueden amortizar.

Es decir, tienes la posibilidad de compensar los ingresos del ahorro o la inversión y, más concretamente, las plusvalías y pérdidas, pudiendo pagar impuestos sobre los beneficios reales que has tenido por todas tus inversiones. Esto significa que el dinero que hayas perdido con una inversión en criptomonedas se restará de lo que hayas ganado con otra, y solo pagarás la diferencia entre las dos.

Sintetizando, si no realizas ningún movimiento con tus criptomonedas, no pagas tributo, ya que no hay ganancia, aunque suban o bajen de valor, porque no has realizado ninguna transacción. 

Pero si minas criptomonedas, como se considera una actividad económica, debes asumir las obligaciones fiscales y previsionales que ello implica.

Si quieres aprender más cosas sobre inversiones en criptomonedas, apúntate a nuestra Newsletter y recibirás consejos a diario sobre inversión en criptomonedas.

Entre otras cosas, aprenderás:

A comprar y vender criptomonedas en el momento adecuado.
A manejar herramientas que te ayudarán a tomar decisiones racionales, no emocionales.
Los patrones predeterminados que siguen los precios de las criptomonedas.

APÚNTATE HACIENDO CLICK AQUÍ.

Finalmente no se desencadena un hecho punible cuando compras y mantienes tus criptomonedas y/o transfieres tus activos digitales de un monedero de tu propiedad a otro de tus monederos.

Todo el ecosistema de las criptomonedas está todavía por maquetar. A medida que la industria evoluciona, inevitablemente surgirán más reglas y regulaciones.  La declaración de impuestos es un tema muy importante, por lo tanto, debes hacerlo, y hacerlo bien.

Porque de lo contrario, ten por seguro que Hacienda no dudará en hacerte llegar la sanción correspondiente.

Después de todo, a Dios lo que es de Dios, y a Hacienda lo que es de Hacienda.

Y recuerda que esto es solo aplicable en España, cada país tiene sus propias medidas en temas de impuestos.

Otras Noticias Relacionadas

Déjanos un Comentario

Utilizamos cookies para dar la mejor experiencia posible. Puedes no aceptarlas o acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos los contenidos con plena funcionalidad. Aceptar Leer más